English Version mode_comment

La iniciativa de reforma al sector eléctrico resta competitividad a México, pone en riesgo su contribución a la lucha global contra el cambio climático y vulnera las condiciones para la inversión

 Ciudad de México, 06 de octubre de 2021.– Las empresas globales con operaciones en México vemos con enorme preocupación la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica anunciada recientemente por el Gobierno de México, pues afectaría profundamente la competitividad del país en el corto y largo plazos. De ser aprobada en sus términos por el poder legislativo, la reforma propuesta incrementaría los costos de las tarifas eléctricas, tanto de familias como empresas, y se limitaría el acceso a energía asequible, segura, sostenible y suficiente, indispensable para el desarrollo industrial, social y económico del país. 

Además, la propuesta va en sentido contrario a los esfuerzos internacionales en materia de energías limpias y renovables, lo que nos aleja de una transición energética ordenada y decidida, tan necesaria en el contexto actual. 

A su vez, genera incertidumbre en el clima de inversión, al cambiar los compromisos adquiridos por el país en el sector energético y afectar la operación de los órganos reguladores de la industria. 

1.- Reducción de la competitividad de México a nivel global 

La iniciativa de reforma pone a México en desventaja ante otros países. La generación de energía más cara ocasionaría impactos directos en el costo de bienes y servicios finales de todos los sectores económicos, afectando el ingreso de las familias, las empresas y su capacidad para competir. 

Del mismo modo, la restricción en el porcentaje de participación del sector privado tendría graves implicaciones en la transmisión y distribución de suministro eléctrico, lo que incrementaría el riesgo de cortes de energía y afectaría la estabilidad de cadenas de suministro nacionales e internacionales. 

De prosperar la propuesta del Ejecutivo, también se limitaría la incorporación de nuevas tecnologías, particularmente las dedicadas a minimizar o eliminar la intermitencia natural de fuentes renovables. Además, abriría la posibilidad de enfrentar aranceles fronterizos sobre todo tipo de productos por su contenido de carbono en procesos de producción en industrias clave como la automotriz y la siderúrgica, por mencionar sólo algunas con peso importante en la balanza comercial de México. 

2.- Efectos sobre los compromisos internacionales en medio ambiente 

La iniciativa va en sentido contrario al objetivo mundial de gobiernos y empresas que buscan alcanzar y cumplir sus compromisos de reducción de emisiones de carbono y 

lucha contra el cambio climático, una agenda prioritaria que compartimos en el CEEG con amplios segmentos de la población, particularmente los jóvenes. 

La aprobación de la iniciativa ocasionaría un incumplimiento deliberado de los compromisos internacionales de México que, entre otros, consideran generar 35% de la energía con tecnologías limpias para 2024 y 43% para el 2030. 

La utilización de combustibles contaminantes como el diésel, el combustóleo y el carbón representa un retroceso a los acuerdos internacionales de los que México históricamente ha formado parte y que hacen necesario reconsiderar seriamente la expansión de las operaciones de las compañías que integran al CEEG. No es justificable, en ningún sentido, utilizar combustóleo en la generación de electricidad como resultado de una ineficiente capacidad de refinación ni sostenible utilizar recursos naturales peligrosamente contaminantes para dicho fin. 

3.- Afecta las condiciones para la inversión 

Esta iniciativa de reforma al sistema eléctrico nacional afecta la confianza y certidumbre indispensables para el mantenimiento y la llegada de nuevas inversiones ya que cancelaría, en los hechos, la mayoría de los permisos legalmente otorgados al sector privado, además de modificaciones retroactivas a la regulación. 

Con la eliminación de la CRE y la CNH, y el traslado del CENACE a la CFE, no solo se altera el diseño institucional del sector energético, sino que se impone un grave precedente para la desaparicion de otros órganos reguladores independientes que han sido indispensables para garantizar condiciones parejas de competencia y eliminar toda clase de discrecionalidad, falta de transparencia y ausencia de razones técnicas en la toma de decisiones. 

Las empresas globales estamos convencidas de que fortalecer a las empresas públicas, no debe pasar por restringir la libertad para que otras empresas puedan acceder y competir en condiciones parejas en un mercado eléctrico eficientemente regulado. 

De igual modo, el papel preponderante del Gobierno en el suministro de energía eléctrica vulnera los tratados y convenios internacionales, entre ellos el T-MEC, que indican que no debe haber limitaciones a la inversión o a la prestación de servicios más estrictas a las existentes y que se debe garantizar la no discriminación. Además, la iniciativa resulta incongruente con los objetivos planteados recientemente en la reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel con los Estados Unidos que busca una región más integrada. 

El CEEG, que reúne a 56 empresas globales, invita respetuosamente al Gobierno de México a reconsiderar su posición sobre la iniciativa de reforma a la industria eléctrica. 

De igual forma hace un llamado firme y decidido a los integrantes de todos los partidos políticos, de las Cámaras de Diputados y Senadores a ejercer un voto informado e independiente sobre la base de elementos que no le resten competitividad a México o que afecten el bienestar de la población. El CEEG está en la mejor disposición de participar en todos los foros de discusión pública sobre esta iniciativa aportando una opinión seria y objetiva en favor de México. 

Es momento de decidir con absoluta responsabilidad cuál es el país que todos queremos construir y heredar a las futuras generaciones. 

**** 

El Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, CEEG, es un organismo fundado en 2004 que se integra por 56 empresas multinacionales con presencia en México, y reúne a sus presidentes y directores generales con el fin de construir un diálogo continuo con el gobierno, organismos empresariales, sociedad civil, líderes de opinión y académicos para buscar soluciones para hacer de México un país más competitivo, más productivo y equitativo. 

Prensa: ceegprensa@stratcomms.mx 

Leo Lozano: 55 4461 1643 

Alfredo Govea
6 octubre, 2021

Relacionados