English Version mode_comment

Comunicado CEEG PTU

Ciudad de México, 25 de enero de 2021.- Hoy, el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales participó en las Mesas de Diálogo respecto a los posibles efectos o distorsiones en el Reparto de Utilidades organizado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

En un contexto nacional e internacional de recesión y de falta de liquidez, las empresas globales y los inversionistas en general, estamos haciendo una evaluación profunda de cuál es el costo total del empleo en los países en los cuales operamos.

Incluir rigidez excesiva, como la pretendida en los mecanismos de subcontratación, adicionado a pagos exorbitantes por PTU, no solo podrían comprometer nuestros planes de inversión y reinversión en México, que proyectamos a 5 y 10 años, sino también afectar en la toma de decisiones difíciles de negocio, como reubicar parte de nuestras operaciones en otros países.

Hay seis temas que se deben considerar en una discusión seria de PTU para impedir la destrucción de valor:

  1. Límite y escalonamiento: que se establezca un límite justo para el trabajador y para la empresa al reparto de utilidades, en donde además se reparta más utilidad al trabajador que menos ingresos tiene y menos utilidad a los de mayores ingresos. Esto es, un escalonamiento de reparto de utilidades ligado a los ingresos para que sea redistributivo y beneficie más a los trabajadores de menores salarios.
  2. Reformas a la par: que la nueva iniciativa presidencial sobre la prohibición de la subcontratación y su respectiva discusión en el Congreso de la Unión, considere también una reforma legal al reparto de utilidades. Es decir, que una reforma al PTU no se presente o discuta después. Debe haber una discusión integral y realizarse en el mismo acto legislativo para que dé certeza al sector patronal.
  3. Base de cálculo: que se excluya expresamente de la base a considerar para el pago del PTU, todas aquellas ganancias de las empresas que no estén relacionadas de forma alguna con el trabajo y productividad de los colaboradores, por ejemplo: ingresos derivados de la venta de activos fijos, regalías, fluctuación cambiaria, intereses de préstamos otorgados y estímulos fiscales.
  4. Servicios especializados al interior del grupo económico: los servicios que se contratan entre empresas del grupo o bien, servicios especializados que se prestan a diversas empresas del grupo, deben ser expresamente permitidos en la ley para que no se pongan en riesgo con alguna interpretación administrativa o judicial. Esos esquemas de contratación especializada nos brindan flexibilidad, agilidad, eficiencia, calidad, adaptabilidad y nos ayudan a aprovechar el talento de diversos equipos para varias empresas del mismo grupo económico, evitando así la duplicidad de estructuras en cada una de ellas.

Este esquema de subcontratación interna permite a las empresas de un mismo grupo económico centrarse en sus tareas operativas y funciones fundamentales, alcanzando el máximo rendimiento y producción, incluso cuando hay fluctuaciones estacionales o inusuales en los ciclos de actividad económica.

  1. Periodo de transición: que el plazo de entrada en vigor no sea inmediato, pues no se puede cambiar de un semestre a otro los planes de inversión y reinversión que ya tenían las empresas para este 2021. No es posible pretender que inicien las reglas fiscales y de reparto de utilidades a un menor plazo que el de 12 meses, pues existiría imposibilidad para cumplirlo y generaría desincentivos a la inversión y reinversión de las empresas con daños irreparables en su crecimiento y mantenimiento de empleos en el país.
  2. Ajuste en bonos: si bien el paquete de compensaciones en el empleo implica derechos laborales adquiridos, los bonos que están ligados a la productividad de cada trabajador se otorgan bajo escalas de evaluación de desempeño, de conformidad con las metas alcanzadas conjuntamente por trabajadores y empresa. Dichos bonos tendrían que disminuirse notoriamente para poder repartir las utilidades de manera generalizada. En el sector minero, por ejemplo, esos bonos pueden llegar hasta 6 meses de salario del trabajador, y dicho incentivo no podría seguirse dando si se decide un reparto de utilidades sin un límite justo.

Estamos en un momento crucial para el futuro de México. La crisis sanitaria, económica y social que estamos viviendo demandan liderazgos firmes, pero también tener sensibilidad a las necesidades de todos los actores de la sociedad y, en este caso, de todos los factores de la producción.

Las empresas que integramos el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, reiteramos nuestro compromiso con México, su desarrollo y la generación de empleos bien renumerados en beneficio de los trabajadores.

Alfredo Govea
28 enero, 2021

Relacionados

Los nuevos miembros del Comité Ejecutivo

Colaboración CEEG-EDOMEX

El CEEG presenta su Código de Ética e Integridad